El Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche es uno de esos tesoros que esconde el interior de Andalucía. Un lugar del que quizás no hayas oído hablar pero, si eres aficionado a comer buen jamón ibérico, del que seguro has saboreado su esencia en alguna ocasión. Y es que bajo las centenarias encinas de las extensas dehesas de esta serranía es donde se crían los cerdos poseedores de algunos de los mejores jamones pata negra de España y, por lo tanto, del mundo.

Pero visitar la Sierra de Aracena no es únicamente conocer una rica gastronomía basada en los productos del cerdo ibérico, es viajar en el tiempo para recorrer castillos de historia centenaria o adentrarte en las entrañas de la tierra para descubrir las caprichosas formaciones que la lluvia ha esculpido en la roca durante millones de años. En este sentido, entre calles adoquinadas, la población de Aracena, situada en el corazón de la sierra onubense, esconde un extraordinario patrimonio que no podíamos dejar de visitar durante nuestra escapada por Huelva.

 

El castillo de Aracena

 

 

El Castillo de Aracena, una fortificación musulmana, construida a mediados del siglo XIII, es uno de los reclamos turísticos que aún conserva algunos restos de sus muros y viviendas anexas.

No debemos perdernos la historia de esta fortaleza y las funciones de cada una de las zonas: las casas construidas junto al castillo, sus muros, el aljibe, las torres, etc.

Debido a su posición estratégica, en la cima del Cerro del Castillo, este baluarte fue utilizado militarmente durante varios siglos. Hoy día, este punto elevado sirve al visitante para obtener unas magníficas vistas de Aracena y sus alrededores.

 

Iglesia de Nuestra Señora del Mayor Dolor

 

 

Junto al castillo, nos encontramos con la Iglesia de Nuestra Señora del Mayor Dolor, la más emblemática y de más antigüedad de Aracena. Este santuario, que también data del siglo XIII aunque su construcción no concluyó hasta dos siglos después, tiene un origen templario que le ha aportado un cierto aspecto de fortificación.

Con un estilo gótico mudéjar, se dice que los constructores de esta iglesia se inspiraron parcialmente en la Giralda de Sevilla para levantar la torre.

 

Gruta de las Maravillas

 

 

Tras conocer parte del patrimonio histórico de Aracena, había llegado el momento de conocer la gran joya de su patrimonio natural, la Gruta de las Maravillas. Una cavidad que se extiende a lo largo de aproximadamente 1.000 metros y que fue descubierta a finales del siglo XIX.

Este prodigio de la geología desciende varios metros hasta el subsuelo y, en sus tres niveles, alberga salas con asombrosas formaciones rocosas cuya belleza le han conferido nombres tan poéticos como el Baño de la Sultana, el Gran Salón, la Cristalería de Dios o el Salón de los Desnudos.

Es sorprendente encontrar que a tan sólo unos cuantos metros bajo el castillo y las calles del pueblo se esconden lagos, estalactitas, estalagmitas, columnas, excéntricas y otras estructuras calcáreas que han crecido milímetro a milímetro durante miles de años.

 

Museo del Jamón

 

Este museo, originariamente fundado como Centro de Interpretación del Cerdo Ibérico, explica los pasos del proceso de desarrollo del jamón ibérico, los embutidos y los derivados del cerdo. Desde la crianza y alimentación de los guarros en la dehesa, a la curación y maduración en las bodegas, pasando por la matanza, tanto tradicional como industrial.

Una visita muy informativa que, como no podía ser de otra forma, concluye con una pequeña cata de jamón ibérico de bellota para terminar de visitar Aracena terminando con un sabor de boca insuperable.

 

No lo pienses más y apuesta por la Sierra de Huelva 😉

Somos tu hotel en Sierra de Huelva y estaremos encantados de recibirle aconsejando sobre los mejores planes turísticos y de descanso. ¿A qué estás esperando? ¡Contáctanos! https://docecanos.com/contacto/